Inicios

Por todo lo que recuerdo siempre he expresado mis sentimientos por medio de la escritura. Hay personas que son oradores y se expresan maravillosamente con palabras. Yo he preferido plasmar mis pensamientos en un pedazo de papel.

Mis primeros cuentos escritos datan de cuando yo tenía siete años. Por aquel tiempo, mis padres me inculcaron la afición por la escritura. No tardé mucho en leer todas las colecciones infantiles y juveniles. Salgari, Julio Verne…

Conservaba todavía esta afición cuando me tocó hacer el servicio militar. Siendo mi padre inglés, yo había heredado la nacionalidad británica, por lo que en 1959 me llamaron a filas. Me alisté en la RAF como radiotelegrafista. Al poco tiempo me enviaron a la base El Adem en Libia, donde estuve más de dos años en medio del desierto.

Allí tuve tiempo para leer todo lo que había en la biblioteca y también para empezar a escribir. Tras proseguir mis cursos de periodismo por correspondencia comencé a escribir artículos como periodista “freelance” para el periódico vespertino “The Evening News”, así como historias cortas para la Revista Weekend.

Todavía conservo una fotocopia del primer cheque que recibí como escritor.

Poco después, volví a España donde comencé a ganarme la vida enseñando inglés. Al cabo del tiempo formé una academia que fue creciendo hasta convertirse en un Centro de Estudios situado en un edificio de tres plantas con jardín.

En 1987 escribí un librito titulado “TESTS IN ENGLISH”. Era para ayudar a nuestros alumnos a pasar el examen de la Escuela Oficial de Idiomas. Después de aquel librito, escribí un segundo nivel, un tercero, cuarto y quinto. Fuimos a una feria del libro “Tesol” con nuestros libritos hechos con multicopista y pegados a mano. Curiosamente, tuvimos una muy buena acogida. Aquello me animó a seguir escribiendo libros de autoayuda: frases bilingües, traducciones bilingües, verbos compuestos, crucigramas didácticos, cartas bilingües, libros de gramática etc., etc. La lista de publicaciones fue creciendo así como la calidad de nuestros libros. De blanco y negro pasamos a color, y de multicopista a imprentas de prestigio.

De esta forma nació Editorial Stanley que hoy en día es una editorial de referencia en España y Sudamérica.

Alternando con los libros de texto en español e inglés, empecé a dedicar parte de mi tiempo a escribir lo que siempre me había apasionado: La novela Histórica.

Como tenía que empezar con algún personaqje conocido decidí hacacerlo con ese gran desconocido, Juan Sebastián Elcano, nacido en Guetaria, a pocos kilómetros de mi pueblo natal, Oñate. Sin pensarlo dos veces, me puse a indagar en la biblioteca de Koldo Michelena de san Sebastián. De aquella investigación salió en 1998 el libro LOS NAVEGANTES, mi primera novela larga. En ella se relatan las aventuras de Magallanes y Juan Sebastián Elcano, quien terminó dando la vuelta al mundo. Fue publicada por la Editorial Stanley. Al año siguiente, publiqué INVASIÓN, esta vez con la editorial Mundo Conocido. En esta novela describo la invasión de la Península Ibérica por los árabes en el año 711. Seguí con EL ESTRATEGA CARTAGINÉS, la vida de Anibal y LA CONQUISTA DEL AMAZONAS, las peripecias de Francisco de Orellana.

En el año 2001 la Editorial Edhasa se interesó por LOS NAVEGANTES, añadiéndole una segunda parte, la conquista de Filipinas por Miguel López de Legazpi y Andrés de Urdaneta con su “tornaviaje”, esta palabra se empleó para definir la ruta que abrió Urdaneta de Filipinas a Méjico y que fue seguida por los barcos de vela durante más de trescientos años.

Edhasa publicó esta nueva versión de LOS NAVEGANTES de 827 páginas con gran éxito de ventas.

Un año más tarde, volví a publicar con Edhasa RUMBO A CIPANGO, la vida de Cristóbal Colón. Debo aclarar que este libro me costó muchísimo escribir, y no porque tuviera poco material sino porque tenía demasiado. Fue una especie de puzzle. Tenía que escoger trozos de aquí y de allá, eligiendo los historiadores más fiables, pues había grandes diferencias entre ellos. Este libro salió a la luz gracias a un irunés, Antonio Vicente Marcos quien, siendo un gran coleccionista de sellos y libros del Almirante, me proporcionó más de cincuenta libros biográficos sobre el genovés universal.

En 2004, Edhasa publicó MALINCHE, la historia de Hernán Cortés y su conquista de Méjico.

En el año 2005, Mundo conocido publicó LOS VIRACOCHAS. En marzo quedé finalista del premio Azorín con ESCLAVA BLANCA. En mayo mi novela EMIGRANTES alcanzó el segundo puesto en el Premio Fernando Lara en dura pugna con el ganador.

En octubre de 2007 se presenta RONCESVALLES quedando completa la trilogía de LOS REYES ASTURES.

Editorial Mundo Conocido