Del Mississippi al Iguaz√ļ

Albar Cabeza de Vaca era el heredero de una rica familia de Jaén. A pesar de ello, cedió la primogenitura a su hermano Jaime tentado por las fortunas que tan fácilmente se cosechaban en aquel nuevo mundo recién descubierto.

Despu√©s de una estancia en los tercios, se licenci√≥ en Italia con el rango de capit√°n y se embarc√≥ rumbo a La Espa√Īola. All√≠ conoci√≥ a Narv√°ez que estaba organizando una expedici√≥n a La Florida. Esta expedici√≥n result√≥ ser un desastre en cuanto a la organizaci√≥n y los seiscientos hombres que la formaban fueron diezmados por indios y huracanes hasta quedar apenas media docena vivos, entre ellos Cabeza de Vaca.

Los siguientes a√Īos Albar vivi√≥ entre los indios llegando a tener una familia que cay√≥ bajo las flechas de una tribu enemiga. Al verse solo, Cabeza de Vaca decidi√≥ emprender una larga marcha en busca de sus compatriotas en M√©jico. Esta marcha, que dur√≥ ocho a√Īos, fue triunfal en gran parte ya que, por diversas circunstancias, Cabeza de Vaca y sus cuantro compa√Īeros fueron tomados por Hijos del Sol debido a las curaciones que llevaban a cabo.

Una vez en M√©jico, el gobernador les recibi√≥ como h√©roes y les facilit√≥ un pasaje a Espa√Īa. All√≠ contaron al rey sus aventuras y este, impresionado, nombr√≥ a Cabeza de Vaca gobernador de Buenos Aires. Una vez all√≠, el nuevo gobernador llev√≥ a cabo el descubrimiento del Iguaz√ļ y sus extensos territorios poblados por indios bravos. Pero su gobernaci√≥n se vio envuelta en la traici√≥n de sus propios oficiales…